Comparativa de Piñones: originales 8T vs. metálicos 9T

En este tutorial observaremos las diferencias entre montar piñones originales 8T (plástico de ocho dientes) y 9T (metal de nueve dientes), subrayando los aspectos positivos y negativos que ofrece este cambio en nuestro aparato. Desde AR.Drone España hemos probado ambas soluciones, y tras muchas deliberaciones, llegamos a un punto de consenso.

Piñones

En la comparativa desarrollamos distintos aspectos que iremos comentando por separado, para que podáis daros cuenta de lo que ocurre en cada apartado:

Diferencia de materiales. En primer lugar, observamos que los piñones 9T que hay actualmente en el mercado son metálicos, lo que ocasiona un deterioro del engranaje de plástico conforme lo vamos usando. Cuanto mejor encajen ambas piezas, menor desgaste ocasionamos al engranaje con el uso. La diferencia de materiales es uno de los aspectos negativos en el cambio de piñones originales por otros metálicos. No obstante, los piñones originales, siendo de un material más blando, se deforman con facilidad cuando las hélices o engranajes sufren golpes. De una forma u otra, con el tiempo estaremos obligados a cambiar los piñones y  engranajes originales, y si solemos romper alguno en poco tiempo, quizá convenga tener alguna de las piezas de metal, ojalá ambas, aunque hasta ahora nadie ha conseguido fabricar engranajes metálicos para AR.Drone. Por seguridad, y evitar desgastes en las piezas, en este apartado parece que los piñones más recomendables son los originales.

Diferencia de giro. Ambos piñones tienen el mismo diámetro de 4mm, pero uno tiene 8 dientes y otro 9. Con los piñones 9T se consigue hacer girar las hélices un 12’5% más en cada giro, lo que significa mayor resistencia al aire de las hélices, compensada por una mayor cantidad de aire desplazado por las mismas, lo que aporta mayor fuerza de empuje vertical al conjunto del aparato. En este apartado los piñones 9T destacan claramente como una alternativa eficaz.

Diferencia de aceleración. Hacer que las hélices giren un poco más, no es «gratuito». Se consigue a costa de sacrificar aceleración. Pero en los aparatos eléctricos, hablar de aceleración es hablar de cantidad de carga eléctrica suministrada a los motores. Cuanto mayor sea el impulso eléctrico, o más constante, mayor cantidad de energía se necesita, lo que afecta directamente a la duración de nuestras baterías, y a la temperatura de los motores. En este apartado, los piñones que funcionan mejor son los 8T originales.

Diferencia de velocidad. Con los piñones 9T se consigue desplazar más aire que con los de 8T, así que con los motores a su máximo régimen de revoluciones (41.000rpm), el drone que lleve montados los piñones 9T ganará mayor velocidad que el que lleve 8T, aunque gastará mayor cantidad de energía en el esfuerzo, lo que reducirá la duración de las baterías, y aumentará la temperatura de los motores. En este apartado los piñones 9T destacan con mucha superioridad con su velocidad punta incrementada.

Diferencia de consumo. He aquí una de las claves para decidirse por el cambio a piñones 9T. Como si de un pc con overclocking se tratara, los piñones de 9 dientes ofrecen la posibilidad de ampliar el baremo de consumo, tanto en positivo como en negativo, dependiendo siempre del tipo de vuelo que hagamos. Si nuestro vuelo es agresivo, con los piñones 9T se gastará mayor carga de batería, ganando velocidad, y si por contra es estacionario, comunmente conocido como «vuelo espía», gastará menos carga de energía que con los de 8T, ya que los sensores del AR.Drone localizan su posición, y resuelven que para mantenerse en ella, necesita menos rpm de los motores, lo que baja el consumo. De saber gestionarlo correctamente, es una fantástica aportación. En este apartado hay que decantarse por los piñones 9T, por las opciones que ofrece al piloto.

Piñones en plata 2

Diferencia de temperatura. Igual que ocurre con el consumo, los piñones 9T amplían el baremo, positivo y negativo, de temperatura en los motores, siempre dependiendo del tipo de vuelo que hagamos. La carga eléctrica suministrada a los motores determina su temperatura, así que de gestionarlo bién, siempre ofrece una ventaja para el piloto. En este apartado, como en el anterior, nos decantamos por los piñones 9T, simplemente por dar mayor amplitud a las opciones de los pilotos para decidir.

Diferencia de empuje. Como comentamos en otro apartado, con los piñones 9T se obtiene una mayor cantidad de aire desplazado que con los de 8T, debido a ese 12’5% más de giro en las hélices por cada vuelta de piñón. De esa forma, sabemos que aumenta la fuerza de empuje que nuestro aparato ejerce para sostenerse, por eso un AR.Drone con piñones 9T montados puede levantar una pequeña proporción mayor de peso que con los 8T, eso sí, siendo conscientes de que aumenta el consumo de batería, y con ello la temperatura de los motores. En este apartado, los piñones 9T vuelven a ser los más recomendables.

Diferencia de estabilidad. No existen diferencias, realmente, pues es el estado de las hélices y el peso balanceado del aparato lo que determinan la estabilidad en nuestros vuelos, si descontamos las condiciones atmosféricas, claro. Sin embargo, los piñones 9T ofrecen mayor aire desplazado, lo que le permite al aparato hacer un menor esfuerzo para mantener su posición, reduciendo el coste de batería, claro. Por otro lado, los piñones 8T ofrecen «más nervio» en su control, lo que hace que pueda compensar con mayor rapidez una ráfaga de viento, o una rectificación, aunque en esta ocasión, al contar con mayor aceleración, gastaría más energía que con los piñones 9T. Si eso lo traducimos en grabaciones de vídeo, con 9T se obtienen menor cantidad de rectificaciones, pero mayores inclinaciones, mientras que con 8T se obtienen menores inclinaciones, pero mayor cantidad de rectificaciones. En este apartado no queda claro cuál de los dos tipos de piñón podría ser el más adecuado, porque dependerá del tipo de vuelo que el piloto quiera realizar.

Diferencia de grabación. Los piñones 8T, al ser de un material blando, se deforman con los golpes, así que las consecuencias suelen ser un aumento del efecto «jelly» (gelatina) en nuestras grabaciones a medida que los usamos. Por contra, los piñones 9T, al ser metálicos, ayudan a mejorar el efecto «jelly» en los AR.Drones de mayor uso. Sin embargo, a medio plazo, los piñones metálicos terminan deformando los engranajes de plástico, para finalmente provocar un mayor aumento de ese efecto indeseado en nuestros vídeos. En este apartado se deduce que un AR.Drone completamente nuevo grabará igual, pero durante mayor tiempo de uso (si tenemos cuidado), que uno con piñones 9T montados, por el desgaste del engranaje. Lo ideal sería comenzar a pilotar con los piñones 8T originales y pasarse a los 9T metálicos cuando haga falta cambiarlos, con el tiempo o el uso.

Diferencia de coste. Los piñones 9T más adecuados que hemos encontrado los tiene una tienda online francesa, sin que hayamos tenido la suerte de encontrarlos en otras tiendas. Éstos están valorados en 5€ la unidad, es decir, 20€ los cuatro piñones. A ello se le debe sumar «el generoso servicio» de correos francés, que añade un total de 23€ a la transacción si no somos consumidores habituales en esa tienda. De haber comprado algo antes, te cobran algo menos. En fin, decisiones absurdas aparte, un recambio original se vende a 1’75€ la unidad (7€ los cuatro), y otro metálico de 8T a 3’50€ la unidad (14€ los cuatro). Está claro que todos son caros, pero especialmente los piñones 9T, que te salen por casi 44€ con los gastos de envío franceses. Un poco disuasorio el mercado, para esta pieza. Es recomendable no gastarse tamaña barbaridad y seguir con los piñones originales, al menos en este apartado, y de forma genérica, claro.

Piñones montados

Como habréis visto, las ventajas de los piñones 9T no saltan a primera vista, pero resultan efectivas de saberlas gestionar correctamente. Es por ello que recomendamos esta pieza a pilotos con cierta experiencia ya adquirida, tanto por comprensión del gasto energético en vuelo, como del comportamiento de nuestro aparato con ellos montados. También es muy recomendable acompañarlos de baterías más potentes que las originales, para igualar la autonomía de vuelo en caso de que seamos agresivos pilotando, o para ganar aún más autonomía de vuelo si gustamos de grabaciones o vuelos estacionarios. Si quieres competir en las carreras, se gana mayor velocidad, por lo que también resultan recomendables para ese tipo de vuelos. En fin, todo son ventajas con los piñones 9T, pero siempre que se usen de la forma más adecuada en cada caso.

Personalmente los llevo montados y no me arrepiento, todo lo contrario, estoy encantado con ellos, aunque mi bolsillo chilla un poco cuando pienso en lo que me he gastado en ellos. Mi recomendación de obtenerlos es a título personal, porque se adecúan a los tipo de vuelo que suelo hacer. Por eso dejo a vuestra elección los piñones con los que queréis que funcione vuestro AR.Drone. Espero haberos resuelto dudas, camaradas. 8^)

ardronespain

15 Comentarios

  1. 12 junio, 2013, 2:20   / 

    Se te ha olvidado una de las desventajas de los 9T: acorta la vida útil de los motores. Estupendo tutorial!

    Por cierto este 12,5% más de velocidad se notará cuando tengamos los ajustes al máximo? o cuando los movimientos sean al máximo de «gas» ?

    A simple vista se nota tanto? Estamos hablando de poco más de una 1/10 parte de velocidad punta, sólo cuando sea a máximo de gas.

  2. 12 junio, 2013, 2:31   / 

    Bueno, si siempre haces «Spy Flights», igual los motores duran más tiempo, ¿eh? jajajaja… XDDD Sí, si eres un piloto agresivo, está claro que los motores sufrirán mayor desgaste. 😉

    La mejora es en velocidad punta, y la diferencia más notable se nota en ese punto. Se mueve bién, la verdad. A simple vista se nota que «va redondo», no sabría decirte, es como cuando tienes un coche que va perfecto. Y he probado a alargar baterías a un metro estático y ciertamente, un poquitín creo que sí se nota.

    Me alegro de que te guste el tutorial, tanto hemos intercambiado info que al final el tema lo merecía. 😀

    • 12 junio, 2013, 2:56   / 

      Por cierto suso me hicisteis reflexionar cuando te pregunte por que parrot incluyo engranajes y no puso las hélices sobre los motores. Estos motores se caracterizan por llegar a muy altas revoluciones 40.000rpm, 4 veces mas que otros motores de helicópteros, pero su handicap es que con menos fuerza. Son motores de poco consumo y de muy bajo peso. Para contrarrestar el handicap de menos fuerza y aumentar la aceleracion les pusieron esos engranajes, a fin de cuentas para hacer un vuelo estático las hélices no tienen que dar más de 7000rpm

      Pienso que sí le pusiéramos las hélices a los motores directamente y diéramos gas a tope ocurriría que el drone se levantaría lentamente y conseguiría llegar a su velocidad máxima quizás 5 o 6 veces más lento. Pero no conseguiría llegar a su máxima de RPM debido a que a cierta velocidad punta no podría superar la resistencia del viento en las aspas debido a su límite de potencia. No puedo dar datos exactos de a cuantos RPM llegaría por que calcular eso sería bastante complicado y depende también mucho de cuanto se le puede forzar al motor por encima de lo que te dice fábrica.

      • 12 junio, 2013, 3:48   / 

        Coincido. No les interesa subir las revoluciones para preservar las cargas de las «pírricas» baterías de 1000mAh. Imagino que no venderían muchos helis si la autonomía de vuelo fuera sólo de 2-3 minutos. Sinceramente, creo que es una solución inteligente, porque a fin de cuentas, habría que reducir costes de fabricación. Pero donde han sido inteligentes no es sólo en en engranaje, sino en haber expuesto la pieza a casi cualquier golpe. Creo que pensaban más en beneficios que en resultados, pero bueno, es lo que tenemos.

  3. 12 junio, 2013, 2:38   / 

    Interesante comparativa.

  4. 12 junio, 2013, 9:44   / 

    un gran post

    • 12 junio, 2013, 11:42   / 

      Hola Robert, he estado maileando con Neil de I-Drone que soy cliente suyo de hace tiempo y me ha comentado que el próximo mes quizás me pueda vender hélices de colores sueltas, ya os lo comentaré cuando se sepa seguro éste tema.

  5. 12 junio, 2013, 9:44   / 

    te ha faltado poner donde conseguirlos.

  6. 12 junio, 2013, 9:58   / 

    Cuando la resistencia al giro aumenta, el par deberá aumentar para mantener las revoluciones, mediante el aumento de la corriente eléctrica consumida, pero habría que saber el máximo de Amperios que el ESC puede administrarle al motor para que saber a ciencia acierta si realmente todo lo que comentas se puede asegurar…

    SUSO: se te ha olvidado también comentar otra cosa muy importante, esta modificación no esta aprobada por la garantía de Parrot, por lo que quien la haga pierde su garantía.

    • 12 junio, 2013, 14:59   / 

      Habrá que revisar todos los tutoriales para exponer en cuáles se pierde la garantía y en cuáles no, que no lo ponen. De todas formas para ésto de los piñones cualquiera se daría cuenta de cambiarlos antes de llevarlo al SAT. ¿Alguna otra ‘pega’ más? 😉

      • 12 junio, 2013, 15:12   / 

        Todos los tutoriales existentes no afectan a la garantia. De hecho en el único que puede haber problemas que es en de la autoconexión wifi y si lo lees verás que aconsejo que se resetee tras realizar el cambio para no perder garantía.

  7. 12 junio, 2013, 11:40   / 

    Felicidades Suso, un gran tutorial, muy bueno

  8. 17 noviembre, 2014, 19:38   / 

    Desearía saber donde se venden los piñones originales.
    Gracias .

Dejar un comentario