Construir protector de engranajes de goma y aluminio

Tutorial

Desde AR.Drone España os presentamos una brico anterior a las soluciones rígidas de hoy en día para proteger las piezas de plástico que hacen de engranajes en los motores. Al ser de un material relativamente blando, con las caidas son frecuentes los “mordiscos” en las piezas, lo que las condenan al recambio, e incluso si vuelas en parques o zonas con arena o tierra, hay pequeñas piedrecitas que se meten entre los dientes, sobre todo en el despegue, lo que provoca que el motor se detenga, y el drone caiga.
Para solucionarlo, tuvimos que tirar de inventiva y fabricarnos unas piezas que en total costaron muy poco y llegan para fabricar unos cuantos recambios más.

Modelo modificado: AR.Drone 2.0
Presupuesto total de la brico: 12€
Tiempo empleado: 3 horas

Para hacer esta brico se necesita:
– Rollo de alambre galvanizado: Lo suficientemente grueso como para que no se doble fácilmente. – (4€)
– Elemento redondo: Con un diámetro que nos sirva para modelar la curva del alambre que queramos. – (0€)
– Alicates para cortar alambre: De los que tengamos todos en casa. – (0€)
– Alicates: De los de siempre, y todos tenemos alguno. – (0€)
– Juntas cónicas de goma (x4): Compradas en tienda de saneamientos, aseguráos de tener un diámetro mayor que la pieza que vamos a cubrir. – (0’15€ x4)
– Cinta americana 3M: De color negro, que ayuda, un rollo comprado en la ferretería. – (4’5€)
– Cutter de modelismo: Quizá no lo tenga todo el mundo, pero un cutter normal sí, con tener cuidado os vale. – (0€)
– Tijeras: Obviamente todos tenemos en casa. – (0€)
– Pegamento ultrafuerte: Del tipo Loctite, o tipo Epoxy de dos componentes, comprado en ferretería. – (1’40€)
– Tabla de madera: Muchos os diréis que no hace falta, pero si no le queréis dar un disgusto a la parienta, mejor usar una para cortar. Si no tenéis, usad una de cocina. – (0€)
– Lata de refresco: Lo que nos vale es el aluminio, muy fácil de modelar y cortar, y por si acaso, nos lo podemos agenciar de “Burn” o similar, que las latas son negras. Un poco cara la lata en los chinos. – (1’50€)
– Regla de medir con biselado: Así no nos cargamos la regla, con un bisel podemos cortar recto sin morder la regla. Con una metálica lo bordáis, nosotros nos apañamos con una del cole de la que todos tenemos. – (0€)

Bién, ahora vamos a seguir los pasos de la brico con sus explicaciones pertinentes:

PASO 1
Cogemos la tabla de madera y la ponemos en el lugar donde vayamos a trabajar, preferiblemente una superficie horizontal. Inmediatamente después cogemos las primeras herramientas que necesitamos: el rollo de alambre, los alicates para cortarlo, y el elemento redondo que hayamos cogido para modelar la forma del alambre, en mi caso, un viejo glinder de “mis tiempos mozos” que me ha venido al pelo.

paso01PASO 2
Ahora tenés que dar una vuelta y media al objeto con el alambre, porque éste tiende a abrirse un poco después, y así os aseguráis de que os salga muy muy redondito. Con los alicates cortamos los extremos sobrantes (y posiblemente dobladillos) hasta completar el círculo. Al principio cuesta pillarlo, hacemos un par de ellos “de prueba” y ya se aprende rápido, es sencillo. Necesitamos fabricar dos aros del mismo tamaño.

paso02PASO 3
Ahora cogemos los siguientes materiales para continuar, el rollo de cinta americana y, obviamente, las tijeras para cortarlo. Para los que no hayan usado nunca cinta americana, es mucho más resistente que las convencionales, y sigue igual de ligera. Va trenzada y se amorlda a todas las superficies con seguridad. No uséis las tijeras de costura, porque para cortarlo es mejor hacerlo de un movimiento que en varios, porque se deshilacha. Yo he usado unas tijeras de cocina, tratando de ser lo más limpio que he podido en los cortes.

paso03PASO 4
De momento sólo necesitamos tres trocitos, que sacamos de un único trocito cortado del rollo en horizontal con las tijeras. Aparentemente quedan como tres cuadraditos pequeños. De momento hay que ponerlos en un lateral de la tabla de madera, los necesitamos cortados y preparados para pegarse. Ahora cogemos los dos aritos de alambre que hemos fabricado, los juntamos, y los pegamos con los tres trocitos de cinta americana que tenemos preparados. Os daréis cuenta de que los alambres son un poco escurridizos, de ahí tener los trocitos de cinta preparados.

paso04PASO 5
Ahora cogemos los siguientes elementos a manipular, las tijeras y una junta de goma cónica. Las necesitamos de esa forma un poco “por capricho”, orientadas hacia abajo protegen mejor a los rotores de las piedrecitas, y con el tubo de dentro completamente horizontal. ¿Ya os imagináis lo que toca hacer, no? jajaja… Bueno, como todas las piezas de goma, tiene un punto o línea por donde se ha pegado en su fabricación, buscadlo y cortadlo por ahí si sois perfeccionistas.

paso05qPASO 6
Bién, imagino que os preguntaréis por qué dos arillos de alambre y no uno. La razón es porque con uno sólo no se consigue estabilidad, al ser una superficie redonda, por lo que si lo tenemos por duplicado, ya tenemos dos puntos de apoyo a lo largo de toda la superficie. Pensad que luego esas superficies se han de unir, y que aprovecharemos los tres trocitos de cinta americana como puntos de anclaje entre los materiales. Tratad de dejarlo como en la imagen. Y preparad de nuevo los alicates para cortar los alambres y hacer el espacio para que se adapte a la pata del ARdrone2 en siguientes pasos. Como podéis observar, la goma ya está cortada.

paso06PASO 7
Una vez cortados los aritos aproximadamente un poco menos del espacio de la patita (ya veréis luego por qué ese poquito menos), y con la goma preparada, ya sólo queda coger el siguiente elemento que entrará en juego, el pegamento ultrafuerte. No creo que otro pegamento os valga, necesitamos toda la seguridad que nos sea posible. Nos acompañará en varios pasos.

paso07PASO 8
Ahora, aplicamos el pegamento a las tres tirillas que unen las anillas de alambre, por el lado externo, en el que pegaremos la junta de goma. ¿Qué bién han venido esas tirillas, verdad? Y tener dos anillas mejor que una también, sino, no se pega como queremos, al no tener una superficie “plana”. Si tenéis que ajustar la goma, o cortar un cachitín de alambre que nos sobresalga, estiradla un poquito o cortad el alambre sin miedo. Os tiene que quedar algo como lo que se ve en la imagen.

paso08PASO 9
Ahora vamos a preparar una superficie que proteja al protector por dentro, tanto del calor que desprenda el motor, como la fricción que generera el aire de las hélices. Además, nos viene muy bién que la superficie de la pieza que estamos fabricando sea “plana”, para poder adaptarla mejor a la pata del drone cuando, una vez terminada, se la peguemos. Para ello necesitaremos los materiales que aparecen en la imagen: la regla, el cutter, la tabla (es para ésto y para el pegamento, sobre todo), y el aluminio de una lata de refresco. Anteriormente tendremos la lata de refresco cortada y preparada para trabajar con ella, se hace en un momento con las tijeras. Sin miedo.

paso09rPASO 10
Con la regla, presionamos muy fuerte a la chapa contra la madera, y con la otra mano que nos queda libre, cortamos la chapa con el cutter, usando el bisel de la regla para que salga un corte completamente recto y limpio. La chapa es bastante moldeable, y finita, así que no os costará mucho, no apliquéis demasiada presión tampoco que “melláis” el cutter. Pensando con lógica, fijaros en el grosor de las juntas cónicas de goma para hacer la tirilla un poco menos ancha, de forma que no sobresalga nunca por encima de la goma, evitando cortes o sustos posteriores, cuando lo volemos y/o nos estrellemos.

paso10cPASO 11
La chapa nunca se corta del todo, así que, con mucho cuidado, separáis las piezas cortadas empujando un poquito, o enganchando con los alicates si no podéis con la mano, aunque fijo que sí, la chapa es muy finita. Al final la tirilla que os sale es una cosa así, como la de la imagen, medid un poco a ojo su longitud, que ya ajustaremos con un corte más adelante. Nos viene muy bién que “quiera redondearse”, porque le daremos la vuelta y así “empujará hacia afuera” cuando la acoplemos a la pieza que estamos fabricando. Además, el color de la lata (negra a ser posible) hará su juego.

paso11mPASO 12
Ya sabemos dónde poner los puntos de anclaje, justo en las tres tirillas de los aretes. Iremos pegando la chapa al tiempo que le vamos “dando la vuelta”, aprovechando su tensión hacia la dirección que nos interesa. Y claro, la chapa que sobre, la cortamos sin problemas con las tijeras. Al final os queda una pieza adaptada más o menos como ésta de la imagen.

paso12PASO 13
En este paso prepararemos tres tirillas de cinta americana, para reforzar los puntos de anclaje de las piezas que hemos pegado a los aretes de alambre. Iremos poniendo los alicates a mano, porque los vamos a necesitar también. Es hora de unir todos los componentes de la pieza con esas tiras de cinta.

paso13PASO 14
Usaremos los alicates para “aplastar” los extremos, haciendo que se junten y ofrezcan una superficie lo más plana y resistente posible para pegarlas a la pata del drone. Además, el dibujo de los alicates nos vendrá genial para que el pegamento tenga una superficie algo rugosa y pegue “a conciencia”. Observamos que no perdemos nunca la forma redondeada, y comprobamos que la pieza realmente tiene resistencia como para recibir golpes sin que la pase nada. Ya se comporta como una única pieza.

paso14PASO 15
Con los alicates, y usando la mano, o un dedo como punto de fuerza, doblamos los extremos para darles esa formita de “patitas”, que se adaptarán a las patas del drone. Ahora es cuando lo ponemos en el drone para medir la distancia entre esas patitas que hemos fabricado y la superficie que tienen el drone para pegar el invento. Si véis que hay distancia, podéis apretar un poquito esas “patitas” y adaptar la pieza sin problemas. Os quedará algo parecido a la pieza de la imagen.

paso15PASO 16
Ahora ya sólo tenéis que repetir todos los pasos otras tres veces para fabricaros las patitas necesarias hasta sumar las cuatro que llevará nuestro drone. Si lo hacéis bién, comprobaréis que las cuatro piezas son casi casi iguales, se notará un poco que eso está hecho a mano… siempre que os acerquéis a verlo, claro, jajajaja… cuatro como éstas se necesitan, acordáos.

paso16PASO 17
Bién, ahora ya sólo queda pegar las piezas al drone. Al principio da mucho miedo, algo así, tan manual, pero vamos, que en cuanto se ve cómo queda, creo que merece la pena hasta compartir esta brico, jajajaja… Usaremos la superficie que tienen las patitas del drone, justo por debajo de la línea de la pieza del rotor a la que protegeremos, para pegar las “patitas” de nuestras piezas.

paso17PASO 18
Comprobamos la línea horizontal, y por supuesto, que proteja pero que no suponga una amenaza al resto de piezas del drone y al resto de personas del planeta, jajajaja… La pieza del invento es rígida, pero si váis apretando coge cualquier forma, ayuda para mantener la pieza horizontal.

paso18PASO 19
Preocupado por la aerodinámica, comprobamos desde abajo cómo el invento se adapta pefectamente al diseño del drone, y que no supone riesgo alguno que comprometa el vuelo. Estéticamente se adapta, y la utlidad parece conseguida.

paso19PASO 20
A disfrutarlo. Compruebo que el vuelo es correcto, y que no tiene problemas. No me he gastado ni mucho dinero, ni mucho tiempo, y el resultado es más que aceptable. Así, tal y como lo véis, es difícil comprobar que esas piezas están fabricadas manualmente, como os he explicado en este bricotutorial, de hecho parece que estén “en sintonía” con el diseño del drone. Espero conservar las piezas de los rotores todo el tiempo que sea posible. Prueba superada.

paso20Con este “brico-invento” se consigue amortiguar los golpes, al ser piezas ligeramente flexibles, sin comprometer la pata. La aerodinámica no se ve comprometida, el aire fluye sin problema, y el aluminio es un material que no se calienta fácilmente, ayudando mucho a disipar el calor. Y si se rompe uno no se tarda nada en fabricar otro, hay materiales de sobra para unos cuantos más. Como veréis, como pocos recursos también se llegan a encontrar soluciones interesantes, eso si, con un poco de maña.

¿Soluciones para tener tu AR.Drone protegido? ¡A darle caña!

ardronespain

Entradas relacionadas

Como saber si tengo mal las hélices, los engranajes o los ejes

Como saber si tengo mal las hélices, los engranajes o los ejes

5 Comentarios

  1. 23 junio, 2013, 4:18   / 

    Muy buena inventiva, yo estuve experimentando algo parecido con unos tapones de leche “Naturcol”, pero desistí en el invento. Volví a probar con unas protecciones plásticas que llevan los helados cónicos de “Frigo”; pero igualmente tuve que abandonar. Gracias Suso

  2. 23 junio, 2013, 10:28   / 

    Muy buena idea Suso, lo que no inventemos nosotros no nos lo soluciona Parrot, jejeje

  3. 23 junio, 2013, 11:16   / 

    Sería interesante saber los pesos añadidos.

  4. 24 junio, 2013, 1:32   / 

    Me alegro mucho de que os guste. En su momento fue el primer tutorial que resolvía el problema de las protecciones, se hizo muy popular. Pero pronto aparecieron las protecciones rígidas ya adaptadas al drone y superaron en prestaciones a ésta brico, aunque en precio todavía sigue siendo la más rentable.

    Aníbal, me gustaría mucho saber el peso de cada uno de los chismes que le voy incorporando, pero lamentablemente no dispongo de tanita para medirlo. De todas formas, si te interesara, te aseguro que no pesan casi nada, creo que es posible que entre los 4 ronden los 3-4 gramos como mucho, a ojo, claro. 😉

  5. 15 marzo, 2015, 14:55   / 

    Vi estos protectores estoy intentando fabricarlos, espero que me deis vuestras opiniones

    http://www.preciolandia.com/ar/proteccion-motor-engranajes-parrot-drone-92bth8-a.html#&panel1-1

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.